Cultura

La España vaciada estaba llena de palabras perdidas

La España vaciada estaba llena de palabras perdidas

Libros, series y exposiciones recuperan el lenguaje arraigado en la vida rural y reivindican el valor de voces que evocan mundos no del todo olvidados

En los últimos años en España, varios esfuerzos creativos han tenido como campo de reflexión al medio rural al que en esta pandemia algunos, los que pudieron, mudaron. Desde aquella «La España vacía» de Sergio del Molino y, luego, María Sánchez con su «Tierra de mujeres» (con su matiz de España vaciada), hemos visto llegar recientemente, por ejemplo, a «Un hipster en la España Vacía», novela de Daniel Gascón, o productos audiovisuales como «El Pueblo» o «Historias de Alcafrán», que encuadran cierto fenómeno. La guinda es la exposición «Delibes» en la Biblioteca Nacional, que rescata en su centenario la obra de uno de los escritores con el lenguaje más arraigado en los campos.

Precisamente,