Cultura

El Victoria and Albert de Londres corrige la autoría de sus fotos de Rodin tras el aviso de un diseñador gráfico español

El Victoria and Albert de Londres corrige la autoría de sus fotos de Rodin tras el aviso de un diseñador gráfico español

Luis Pastor ya alertó de otro error al Museo Lázaro Galdiano sobre una miniatura del escultor francés

Como una piedra que al caer al agua propaga ondas, la visita al Museo Lázaro Galdiano de un diseñador gráfico con ojo y conocimiento llevó a esta institución a descubrir en junio que poseía una miniatura de Auguste Rodin y ahora al Victoria and Albert Museum de Londres a identificar al autor de las fotografías que poseen del escultor francés.

Las seis imágenes de Rodin (1840-1917) que conserva el museo británico estaban catalogadas como de artista anónimo del siglo XIX, cuando en realidad fueron tomadas por el fotógrafo George Charles Beresford (1884-1938) en 1902, tal como le indicó recientemente al V&A Museum Luis Pastor en una carta.

La respuesta de la conservadora del departamento de Fotografía del museo no se ha hecho esperar. Catlin Langford ha agradecido el aviso de este diseñador gráfico madrileño de 39 años, que reside en Luxemburgo, y tras verificar la atribución, el V&A ha procedido a corregir las referencias de las imágenes.

Luis Pastor descubrió el error al investigar los retratos de su admirado Rodin. En su recorrido por los pasillos del museo Lázaro Galdiano hace unos meses, este licenciado en Bellas Artes se tropezó con una miniatura catalogada erróneamente como de Leopoldo II de Bélgica (1835-1909), el monarca recordado por el genocidio del Congo, que fue contemporáneo del escultor francés y con el que guardaba un notable parecido físico.

«Pensé que me había equivocado, tuve que leer tres veces la cartela», relató a ABC en conversación telefónica. «Los dos se parecen mucho, pero Rodin tenía los ojos de un azul muy intenso y ese pelo cepillo tan particular», explicó Pastor, que en cuanto pudo consultó los retratos de ambos y compartió sus dudas en su cuenta de Twitter.

Alertada por sus mensajes, la conservadora jefe del Museo Lázaro Galdiano revisó a conciencia la miniatura. «Vimos que claramente tenía razón», reconoció Carmen Espinosa.

En su búsqueda de más información que confirmara la identidad del retratado, los expertos del Lázaro Galdiano dieron con una fotografía realizada por George Charles Beresford en 1902 que coincidía con el protagonista de la miniatura. Era una imagen de la colección de la National Portrait Gallery, que ha sido reproducida en diversos libros.

Pastor se dio cuenta que el Victoria and Albert Museum poseía una copia de la misma fotografía y otras cinco de la serie que en 1902 tomó este fotógrafo británico especializado en retratos. «Estaba investigando sobre la miniatura y al consultar los fondos del V&A vi que tenían mal catalogadas las fotos», explica, sorprendido de que nadie se hubiera percatado antes del error.

El Lázaro Galdiano procedió inmediatamente a cambiar la cartela de la miniatura, al igual que ahora ha hecho el V&A, apenas dos días después de recibir el aviso.

Luis Pastor, que con su campaña en Twitter logró también que el Museo del Prado exponga actualmente en sus salas «El Cid» de Rosa Bonheur, lanzó la piedra al agua. ¿Hasta dónde llegarán sus ondas?

«Ni confirmo ni desmiento que me esté viendo todos los fondos de miniaturas de los grandes museos extranjeros», deja caer con una sonrisa. Quizá en su próximo anuncio en Twitter desvele quién pintó la pequeña obra del Lázaro Galdiano con la que comenzó esta cadena de cambio de cartelas.