Cultura

El sector editorial español se paraliza: suspende el lanzamiento de novedades

El sector editorial español se paraliza: suspende el lanzamiento de novedades

Parón generalizado en el sector editorial español. Las principales editoriales del país han decidido congelar los lanzamientos de novedades que tenían previstos para las próximas semanas ante la delicada situación que atraviesa el país y el cierre generalizado de la cultura. Con la mayoría de librerías cerradas y millones de ciudadanos en casa, son muchas las editoriales que poco a poco empiezan a posponer sus apuestas literarias para esta primavera.

Es el caso de los dos grandes grupos editoriales que juntos suponen más del 50% del mercado español, Grupo Planeta y Penguin Random House Grupo Editorial. En ambos casos, las previsiones de su catálogo se retrasarán: varias semanas en el caso de Planeta y hasta primeros de mayo en el de Random. Editoriales pequeñas como Acantilado también han optado por la misma estrategia y durante las próximas semanas concentrarán sus esfuerzos en promocionar sus ebooks.

Pero que no aparezcan nuevos libros no significa que se dejen de vender, explican fuentes del sector. De hecho, los dos grandes grupos siguen reponiendo stock en las grandes superficies que permanecen abiertas (muchos hipermercados cuentan con una pequeña sección de prensa y libros) y algunos quioscos. Y a ello hay que añadirle que la obligación de cerrar la persiana no afecta a las librerías que también venden prensa, al ser considerada como un bien de primera necesidad.

Mientras, la mayoría de editoriales se ha volcado en acciones y actos retransmitidos a través de redes sociales, como las presentaciones de libros virtuales, para que la llama lectora no se apague durante estos días de encierro. Algunos autores han decidido incluso compartir de forma gratuita a traves de Twitter sus libros, como por ejemplo James Rhodes y sus memorias, Instrumental, con el permiso de su editorial, Blackie Books.

En primavera coinciden el Día del Libro, Sant Jordi y la Feria del Libro de Madrid. Es, junto con la rentrée y la campaña navideña, uno de los momentos álgidos de facturación para el sector. Eso explica que el hiato previsto en el lanzamiento de novedades afecte a los nuevos libros de autores tan mediáticos como Paulo Coehlo, Neil Gaiman, Camilla Lackberg, Hillary Mantel, Màxim Huerta o Manolo García. Este martes está prevista una reunión en la que se decidirá qué medidas tomar respecto a la celebración de Sant Jordi, el Día del Libro, fecha clave del negocio del libro. Su posible cancelación tendrá, seguro, efectos sobre el resto del sector.