Cultura

Norman Foster llevará a cabo la ampliación del Museo de Bellas Artes Bilbao

Norman Foster llevará a cabo la ampliación del Museo de Bellas Artes Bilbao

La elección del ganador ha sido llevada a cabo por un jurado formado por nueve especialistas en arquitectura, ingeniería y diseño urbano de Bilbao y ratificado por el Patronato del Museo

El estudio del arquitecto británico Norman Foster ha sido elegido para llevar a cabo la ampliación y reforma del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

La propuesta de este arquitecto, que también realizará la ampliación del Museo del Prado, ha resultado ganadora del concurso internacional de arquitectura convocado por la centenaria pinacoteca bilbaína para ampliar sus instalaciones en más de 5.000 metros cuadrados y reformar las actuales de 2.250 metros con una inversión total de 22 millones (incluido el nuevo edificio auxiliar anexo previsto que contará con 3.000 metros cuadrados de superficie adicional).

Además, debe integrar la nueva arquitectura con los dos edificios existentes, testimonio de dos tipologías diferenciadas de exposición del arte, así como facilitar la mejor solución urbanística para aprovechar la privilegiada localización del museo en el entorno del Parque de Doña Casilda y conectarlo, a su vez, con el borde del Ensanche moderno de la ciudad y con la reciente expansión metropolitana en la zona de Abandoibarra.

Del mismo modo, se busca mejorar su accesibilidad y comunicación en relación con los flujos turísticos de la ciudad, específicamente en relación a su conexión hacia el Museo Guggenheim Bilbao para constituir un eje, así como dotar al museo de un nuevo espacio de acogida de unos 1.000 m2 que permita una mejor conexión entre los accesos actuales de los dos edificios actuales y una más clara comunicación interna entre los diferentes espacios expositivos y servicios.

Además, se busca incrementar la superficie expositiva de la colección en 1.500 m2 con la reforma de los espacios existentes crear un nuevo espacio de exposiciones temporales de 2.000 m2, y reformar los espacios existentes para facilitar la ampliación de los servicios de educación y difusión.

La elección del ganador, que sufría hace apenas unos días un revés con la paralización de «The Tulip», su proyecto estrella en Londres, ha sido llevada a cabo por un jurado formado por nueve especialistas en arquitectura, ingeniería y diseño urbano de Bilbao y ratificado por el Patronato del Museo.

A la fase final del concurso fallado este martes pasaron, además del estudio de Foster, el de los arquitectos japoneses Sanaa, premios Prizker en 2010; el de los profesionales españoles Nieto y Sobejano, el estudio del danés Bjarke Ingels y el noruego Snohetta.