Cultura

El cuadro de la tienda de segunda mano que ha resultado ser un Van Gogh de 15 millones de euros

El cuadro de la tienda de segunda mano que ha resultado ser un Van Gogh de 15 millones de euros

Su oscuro pasado, junto a su extraña rúbrica, llevaron a a descartar la posibilidad de que se tratase de una pieza auténtica

En 1929, John Holme pagaba parte de los servicios de la familia Holme con un cuadro, que terminó almacenando en su buhardilla en Billington, Staffordshire (Reino Unido) durante décadas. Allí permaneció hasta 1967, cuando lo vendieron en una subasta por 4,7 euros.

Poco después, en 1968 era adquirido por Luigi Grosso en una tienda de segunda mano del norte de Londres por 53 euros. Este trabajador de la BBC se percató de que la pintura iba firmada como «Vincent» y que podía tratarse de un genuino Van Gogh.

Este oscuro pasado, junto al hecho de la extraña rúbrica llevaron a a descartar la posibilidad de que se tratase de una pieza auténtica. Sin embargo, una radiografía desveló un boceto inicial debajo de la pintura de un hombre arando con bueyes, lo que unía esta obra a otra del artista y acabó por confirmarse su autoría.

«Campesina frente a una granja» fue pintado por el artista cuando contaba con 33 años, en 1885, cuatro años antes de su muerte. Se cree que el cuadro es una de las primeras obras de Van Gogh que salen la venta (el artista no comenzó a pintar hasta los 27-28 y moría con apenas 37 en 1890).

En 1970, Grosso entregó la pintura a Sotheby’s, que la vendió por poco más de 100.000 euros en una subasta en Nueva York al productor de cine de Hollywood Joseph Levine. En 1983, Levine repitió el proceso y la misma casa lo subastaba por 357.000 euros. Por último, en 2001 la obra pasó a manos de su actual propietario por 1.5 millones.

Ahora, un marchante de arte ofrecerá «Campesina frente a una granja» como una de las piezas estrella de la subasta de European Fine Art Fair, que se celebrará en Maastricht el mes que viene en Holanda. El precio de salida está estimado en 15 millones de euros.

Van Gogh (1853-1890) vivió en Londres tres años en su juventud, la ciudad le provocó un gran impacto y le invitó a explorar nuevas formas de vida, arte y amor. Artistas británicos como John Constable o John Everett Millais, o escritores como William Shakespeare, Christina Rossetti o Charles Dickens, ejercieron una gran influencia sobre el joven pintor.