Cultura

Descubren en los Andes un asentamiento anterior al Machu Picchu

Descubren en los Andes un asentamiento anterior al Machu Picchu

Es un descubrimiento sin precedentes de la antigua civilización sudamericana

Los científicos han descubierto un asentamiento en los Andes peruanos y se cree que es anterior al famoso Machu Picchu, la ciudadela inca construida en el s.XV y que se encuentra en buen estado de conservación.

Utilizando nuevamente la revolucionaria tecnología LiDAR, que básicamente es una técnica de teledetección óptica que utiliza la luz del láser para obtener una muestra de la superficie de la Tierra con mediciones exactas de construcciones antiguas, ha permitido que los investigadores Albert Lin, un explorador de National Geographic, junto con Adan Check Arce y Thomas Hardy, ambos arqueólogos, puedan lograr un mapa de la situación completa de la ciudad.

Así, según informa «Express.co», estos especialistas han encontraron un asentamiento que descansa en una zona arqueológica conocida como Wat'a, traducida de la lengua indígena «isla» y que se encuentra a casi 4.000 metros de altura, más de 1.500 metros más alto que el Machu Picchu, que es el orgullo máximo de la civilización inca.

Según informa este medio británico, se cree que este enclave fue habitado por los incas antes de que construyeran su ciudad, o habitado por las personas que vinieron antes, a menudo conocidos como los pre-incas.

Lin ha dicho: «Es muy difícil llegar allí. Estás a unos 4.000 metros de altura y el paisaje es mayormente abierto porque no hay muchos árboles alrededor, así que básicamente estás horneando en el sol a gran altitud durante todo el tiempo.

La ciudad ha sido investigada anteriormente utilizando métodos arqueológicos tradicionales, con científicos en el terreno descubriendo evidencias de tumbas, plazas ceremoniales, áreas residenciales y un gran muro circundante. Sin embargo, el uso de la técnica LiDAR, cuenta este medio, les ha permitido descubrir una serie de características nunca vistas viendo «a través» del vasto follaje.

El investigador en jefe Lin describe como, a través de esta tecnología, pudieron eliminar todos los arbustos para dar con ese antiguo asentamiento que para su equipo pudo servir como una plantilla del propio Machu Picchu: «Hay que verlo como una evolución en su camino hacia el Machu Picchu», dijo el experto sobre esta obra de la ingenieria pre-inca o inca.