Cultura

'Caminantes', la serie de terror que come 'likes'

'Caminantes', la serie de terror que come 'likes'

El encuentro fortuito de una máquina de coser y un paraguas en una mesa de disección es lo que, según la más citada de las tradiciones surrealistas, dio como resultado un cadáver exquisito. Ahora, prueben a juntar sobre la pantalla del móvil a un ministro de Pakistán en una rueda de prensa, las leyendas que envuelven al Camino de Santiago, una pandemia con el foco en la selva de Irati y, por ejemplo, Instagram. No hace falta que sea en un quirófano, basta la tele. Vuelve salir un cadáver, quizá no tan exquisito y tal vez no sólo uno, sino varios. En efecto, eso es Caminantes, la serie de terror con la que Orange estrena originalidad productiva en compañía de Mediapro y que, de la mano de Koldo Serra, está ahí para sorprender, experimentar y, por qué no, incomodar. Son las reglas del género, que no sólo del surrealismo.

Para situarnos, la serie que se estrena hoy mismo cuenta la historia de unos jóvenes urbanitas sorprendidos en mitad del bosque como quizá lo fueron tiempo atrás los protagonistas de Deliverance en el clásico de John Boorman de 1972. Pero lo que cuenta no es tanto el qué como el cómo. Por primera vez en la historia de lo historiable, todo lo que se ve sale de un móvil (o varios) que ha sido manejado narrativamente por alguno de los personajes. Es decir, para entendernos, de la mano del ya viejo y clásico género del found footage, o metraje encontrado, el espectador es invitado a colarse en la intimidad de las redes sociales, los vídeos para los amigos o los selfies macarras con filtros de los protagonistas de una historia que carece de narrador en tercera persona. Todo es rigurosamente personal y el móvil no sólo es una herramienta técnica (como ya lo fue en Perturbada, de Soderbergh, o en Tangerine, de Sean Parker) sino expositiva. Piensen en El proyecto de la bruja de Blair, pero en versión 2.0.

«Recuerdo», dice Serra, «que en una ocasión alguien grabó entera una conferencia de prensa de un dirigente pakistaní, pero con el filtro de las orejas de conejo activada. Parece que fue un descuido, no una broma. El resultado era una acto serio, de repente descontextualizado completamente». En el comentario van buena parte de las claves de una película (aunque dividida en 8 episodios de 20 minutos cada uno) pensada para eso:para juntar elementos extraños y hacerlos explotar. Y por ahí que aparece todo lo mencionado en el primer párrafo -desde la pandemia extrañamente parecida a la nuestra de hoy (la serie se grabó en noviembre pasado) al Camino de Santiago- como lo estaría en, por ejemplo, Tik Tok. ¿Cómo de terrorífico puede ser un cadáver con las mismas orejas del ministro de antes? Ya de lo adelantamos: mucho.

«Yo mismo dudaba de que se pudiera justificar una historia sólo con lo que grabamos en el móvil. Soy más de Twitter. Pero pronto descubrí que era un problema de generación. La gente más joven lo graba todo. Y los actores de la serie, que son jóvenes, también», recuerda Serra. Y así es. Todo Caminantes más que sólo verse se experimenta, se sufre, desde dentro, desde lo más profundo del narcisismo enfermo en el que vivimos tanto los más maduros como los menos. ¿Y si el mal habitara en nuestra decadente y ridícula obsesión por el iPhone último modelo?

Cuenta el director que los cámaras, que los hay, se transformaron en las prolongaciones de los brazos de los actores (recuérdese, todo son tomas subjetivas);que las secuencias se resolvieron en un único plano puesto que la naturalidad amateur de todos nosotros prohíbe el montaje; que los escenarios se iluminaban en 360º, y que el jefe de fotografía controlaba los parámetros que acostumbra a manejar (diafragmas y todo lo demás) mediante aplicaciones al alcance de cualquiera. Es decir, todo exactamente igual que si nos hubiéramos encontrado una película fracturada en varios móviles en medio del bosque. Pero, obviamanete, todo completamente diferente.

El resto corre a cuenta de ese plus de verdad exhibicionista cerca de Holocausto caníbal en tiempos de redes sociales que no sólo hace a Caminantes exclusiva y hasta pionera, sino apasionante. Lo dicho, Koldo compone el primer cadáver exquisito que come likes.

  • Ultimas noticias
  • Traductor ingles
  • Programación TV
  • Quijote
  • Calendario laboral
  • Horoscopo diario
  • Clasificacion Liga Santander
  • Calendario de liga
  • Peliculas TV
  • Temas
  • Bournemouth - Tottenham Hotspur
  • Everton - Southampton
  • Eibar - Leganés
  • Mallorca - Levante
  • Albacete - Sporting de Gijón