Cultura

Bob Dylan y la increíble caravana del rayo rodante

Bob Dylan y la increíble caravana del rayo rodante

Se lanza una caja y un documental, dirigido por Martin Scorsese, sobre la mítica gira «The Rolling Thunder Revue», cuyas grabaciones siempre han sido el Santo Grial para los fans

Da igual que la envidia sea sana o no, mientras el resultado sea el mismo. Es más, en el mundo de la música, la envidia ha sido motor de algunas de las más grandes hazañas. En este caso, quienes le pusieron los dientes largos a Dylan fueron los Rolling Stones, cuando éste acudió a su «show» de 1972 en el Madison Square Garden. Alejado de los escenarios desde hacía un par de años, el de Minnesota necesitaba contemplar algo que le removiera las entrañas, que le inyectara ganas de volver a sentir algo especial sobre las tablas. Y vaya si lo vio. Tras un primer regreso a los escenarios en 1974 con The Band, Dylan comenzó a planear otra apuesta de gira mucho más ambiciosa, excéntrica e increíble: la Rolling Thunder Revue.

Todo empezó en octubre de 1975, cuando tocaba presentar en directo el álbum «Desire». En lugar de contar con sus escuderos habituales, Dylan formó una caravana de artistas para recorrer Estados Unidos al estilo de los circos itinerantes, contando con amigos como T Bone Burnett, Mick Ronson, Joan Baez, Ramblin’ Jack Elliott, Bobby Neuwirth, Scarlett Rivera, Ronee Blakely, Steven Soles, David Mansfield, Rob Stoner, Howie Wyeth o Luther Rix. Puntualmente, se apuntaron otros figurones como Ringo Starr, Patti Smith, Stevie Wonder, Dr. John, Bette Midler, Kinky Friedman, Dennis Hopper o Phil Ochs. El poeta Allen Ginsberg y Joni Mitchell también fueron fichados para participar en los bises de cada concierto, donde nunca faltaba la canción de Woody Guthrie «This Land Is Your Land», con todos juntos en el escenario. Tal como describió Larry Sloman, que documentó la gira en «On the Road with Bob Dylan», el escenario era como un carnaval, en el que una noche se pudo ver incluso a la madre de Dylan, Bettie, sumándose a la fiesta.

Es fácil imaginar la sensación de asistir a algo irrepetible que generaron estos conciertos, cuyas grabaciones han sido siempre un santo grial para los fans. En 2002 ya se pudo disfrutar de parte de esta epopeya con «The Bootleg Series Vol. 5: Bob Dylan Live 1975, The Rolling Thunder Revue» pero, a partir de hoy, los dylanitas tendrán a su disposición una caja antológica de 14 CD que registra con detalle la primera fase de la gira y que, además, les permitirá adentrarse en los ensayos que tuvieron lugar en los Estudios S.I.R. de Nueva York y en el Motel Seacrest en Falmouth (Massachusetts).

La colección se compone de 14 CD con 148 pistas en total, de las cuales más de 100 son inéditas, y viene acompañada de un libreto de 52 páginas con fotos de la gira (algunas inéditas y otras poco conocidas) y un revelador ensayo del novelista y músico Wesley Stace. Simultáneamente, se reeditará «The Bootleg Series Volume 5» en vinilo, que se reimprime por primera vez en una edición de 3LP junto a un libreto de 64 páginas.

La mirada de Scorsese

En paralelo a estos lanzamientos, el proximo 12 de junio Netflix estrenará el documental «Rolling Thunder Revue: Una historia de Bob Dylan», de Martin Scorsese, quien vuelve a poner el foco sobre el bardo tras «No Direction Home: Bob Dylan» (2005). Esta vez se centra en aquellos 57 conciertos celebrados entre 1975 y 1976. «Tiene parte documental, parte concierto y parte de sueño febril. Es una experiencia única», reza el atractivo tráiler.