Cultura

Antonio Banderas resta "drama" a la dimisión de Lluís Pasqual

Antonio Banderas resta

Antonio Banderas disfruta de uno de los mejores momentos de su carrera profesional. El sábado ganó el Goya a Mejor Actor y el domingo se despidió del público de Málaga en la última función de A Chorus Line, el musical que durante tres meses ha triunfado en su Teatro del Soho CaixaBank. Este mediodía ha pasado fugazmente por Barcelona (antes de coger un vuelo hacia Estados Unidos) para presentar la gira de A Chorus Line, en la que cede el relevo a Pablo Puyol, que interpretará el papel de Zac que hasta ahora él mismo asumía.

"Es cierto que he sido un reclamo para el éxito de A Chorus Line. En Málaga, sólo en cinco días vendimos 42.000 entradas. Al final, 62.000 personas han ido a verla. Pero ahora tengo un sustituto magnífico", se ha felicitado Banderas. Sobre la repentina dimisión de Lluís Pasqual como director artístico del Soho Caixabank, sólo tres días antes de la ceremonia de los Goya, Antonio Banderas ha querido "restar drama a la salida" de su amigo. "Yo entiendo que estas cosas tienen morbo...", ha ironizado. Pero "desde el principio" el papel de Pasqual estaba claro: "Venía a dar esa patada que necesitaba el teatro, a ayudar en la gestión con un equipo de dirección que habría sido muy difícil de conseguir". Banderas ha agradecido la carta "bonita y sincera" que le envió Lluís Pasqual, en la que le instaba a dirigir él mismo su teatro: "Este es tu hijo y lo tienes que criar tú". Algo que el actor no descarta.

Banderas ha insistido en la vinculación de Pasqual al teatro: "Lluís no se va... se va de la gestión pero como director de escena va a venir, tenemos ganas de trabajar juntos". Por lo pronto, el próximo 14 de febrero, Pasqual trae su Romancero gitano a Málaga con Núria Espert. Sin embargo, cuando finalicen las funciones, ya no hay ningún espectáculo programado en el Soho CaixaBank ni se pueden comprar entradas para el mes de marzo. Pero Banderas, que en los últimos meses ha dado "un giro hacia el teatro", ya piensa en abrir otra sala alternativa en Málaga, un "laboratorio de investigación" para jóvenes creadores que funcione en paralelo al Soho CaixaBank, donde se programarán obras para "el gran público". "No quiero ver el teatro vacío", admite.

Hacia el Oscar

A unas horas de coger el avión hacia Estados Unidos, Banderas ha admitido que va "muy tranquilo" por su nominación al Oscar como mejor actor. "No soy el favorito. La nominación fue toda una sorpresa, porque es una película pequeña que ha recaudado cuatro millones de euros frente a los 200 millones de otras cintas. Y estoy nominado hablando en español", ha resaltado.

Mientras Banderas esté en Los Ángeles para promocionar 'Dolor y gloria' en los días previos a los Oscar, su producción teatral A Chorus Lineiniciará la gira española: del 6 al 16 de febrero en el Teatro Arriaga de Bilbao, del 21 de febrero al 29 de marzo en el Tívoli de Barcelona y, a partir del 4 de abril, en el Príncipe Pío de Madrid.