Cultura

Antonio Banderas en la alfombra roja de los Oscar: "Espero que esta no sea la última película con Pedro"

Antonio Banderas en la alfombra roja de los Oscar:

En la alfombra roja de los Oscar siempre se habla español. Esta vez no fue distinto. Dolor y Gloria se hizo notar con Antonio Banderas y Pedro Almodóvar como máximos exponentes. Para el director manchego fue la quinta gala acudiendo como nominado. Para Banderas, la enésima, entre invitaciones para presentar y actuaciones musicales. Pero la más especial, sin duda, la su debut como aspirante a un premio.

Lo hizo acompañado por su pareja, la holandesa Nicole Kimpel y su hija, Stella del Carmen, emocionado pese a sus escasas opciones de victoria frente a Joaquin Phoenix en la categoría de mejor actor. Dijo tener cuerda para rato y ganas de sobra para repetir experiencia con Almodóvar. "Espero que esta no sea la última película con Pedro".

El momento, admite, es redondo. Va a cumplir 60 este año, han pasado 25 años desde que comenzó a rodar en Hollywood -Too much, con Fernando Trueba- y acude nominado como mejor actor por una cinta de Almodóvar, uno de sus grandes amigos. "No podría estar más feliz".

Tanto Almodóvar como Banderas lo tienen complicado en sus categorías, mejor actor y mejor película extranjera. No tanto así el otro español nominado, Sergio Pablos, aspirante a la estatuilla dorada por Klaus, de Netflix. Pese a competir con pesos pesados, tiene opciones frente al protagonismo de Toy Story 4. Hasta el final, mantenía la esperanza. "Queremos creerlo, pero nunca se sabe", dijo a EFE sobre la alfombra roja, acompañado por Marisa Román, productora del filme.

Penélope Cruz también hizo acto de presencia como protagonista de Dolor y gloria, hablando del "honor" que ha supuesto para ella hacer de madre de Almodóvar en el filme y de lo que mucho que quiere al director manchego. "Tiene mucho carisma, personalidad y humor", dijo de él. "Adoro hacer esto porque le quiero mucho".

Más allá de la causa española, el desfile de estrellas tuvo sus notas de color. Spike Lee acudió vestido con un traje con los colores de Los Angeles Lakers y un 2 y un 4 en cada solapa, en claro homenaje a Kobe Bryant, fallecido en un accidente de helicóptero el pasado 26 de enero.

Spike Lee en la alfombra roja de los premios Oscar 2020. | AFP

Y Billie Eilish se salió de los esquemas de la etiqueta clásica de los Oscar con un traje oversize de Chanel, con su pelo verde, mitones y unas uñas de campeonato. "Es surrealista estar aquí", afirmó la gran ganadora de los Grammy. Confirmó además que ya tiene compuesto el tema para la próxima entrega de James Bond. "Ya está escrito", con su hermano al lado.

Billie Eilish, de Chanel, en la alfombra roja de los premios Oscar 2020. | REUTERS

Para el final se reservaron el espacio los últimos rockeros. Brad Pitt, con Quentin Tarantino pasando por detrás, Al Pacino, Robert De Niro, Leonardo DiCaprio. Y el favorito, Sam Mendes por 1917. Un año especialmente cargado de pesos pesados.