Cultura

Andrea Bocelli cantará el domingo de Pascua desde el Duomo de Milán

Andrea Bocelli cantará el domingo de Pascua desde el Duomo de Milán

El concierto se celebrará sin público pero se retransmitirá en directo a través del canal de YouTube del tenor

El Duomo, la impresionante catedral de Milán, abrirá sus puertas a la música el próximo día 12 de abril, domingo de Resurrección. Andrea Bocelli ofrecerá un concierto para espectadores virtuales, ya que las puertas del templo seguirán cerradas al público.

Bocelli ha respondido a una invitación del Ayuntamiento de Milán, capital de Lombardía, una de las regiones más azotadas por el coronavirus, con más de 51.000 casos y 9.200 muertos desde el inicio de la epidemia. «En el día en que celebramos el triunfo de la vida, es un honor y alegría responder con un «sí» a la invitación de la ciudad y de la Catedral de Milán».

El concierto, a puerta cerrada, se retransmitirá a través del canal de YouTube del cantante a partir de las siete de la tarde.

El concierto, titulado «Música para la esperanza», quiere ser «un mensaje de amor, cura y esperanza para Italia y el resto del mundo», según aseguran los organizadores del evento. Bocelli estará acompañado por el organista de la catedral, Emanuele Vianelli, que tocará uno de los órganos más grandes del mundo.

El tenor interpretará cinco canciones sacras, entre ellas el «Ave Maria» de Bach/Gounod y el «Sancta María» de Piedro Mascagni.

«Estoy muy contento de que Andrea haya aceptado nuestra invitación», ha dicho el alcalde de Milán, Giuseppe Sala. «Este año, la Pascua será muy diferente para todos nosotros. La alegre serenidad que suele traer este día ha sido aquejada por la pandemia que estamos viviendo. Estoy seguro de que la extraordinaria voz de Bocelli será el abrazo que echamos en falta estos días, un fuerte, especial y cálido abrazo para los corazones de Milán, de Italia y del mundo».

Por su parte, monseñor Gianantonio Borgonovo, Arcipreste de la catedral de Milán ha asegurado. «Nuestro «Hallelujah» es una invitación que pusimos en el arca hace cuarenta días y que la inundación que nos ha llegado a todos, casi nos hizo olvidar la alegría de expresarla el día de Pascua. La voz y la palabra de Andrea Bocelli nos recuerda que la razón de nuestra esperanza no viene de nosotros, es un regalo que viene de Dios. Esto es lo que significa patrocinar desde nuestra catedral -el hogar del pueblo de Milán- y a través de la voz de Bocelli, la confianza que tenemos en que el Espíritu del Crucifijo Resucitado nos ayudará a dar forma a los días que se nos han otorgado en el su Reino, el de aquel que quiso una nueva humanidad unida y fraterna».