Cultura

Ai Weiwei protagoniza una protesta silenciosa durante una vista judicial del caso Assange en Londres

Ai Weiwei protagoniza una protesta silenciosa durante una vista judicial del caso Assange en Londres

Junto al artista y disidente chino se encontraba, además, el padre de Assange, John Shipton, según informaciones de varios medios británicos

El artista y disidente chino Ai Weiwei protagonizó este lunes una protesta silenciosa frente a un juzgado de Londres, la capital británica, donde se ha llevado a cabo una vista judicial en el marco del caso de extradición del fundador de Wikileaks, Julian Assange.

Junto a Ai Weiwei se encontraba, además, el padre de Assange, John Shipton, según informaciones de varios medios británicos. Poco antes de acudir a la zona, el activista asiático ha difundido una imagen junto a su hijo, Ai Lao, en la que aparecen con una camiseta que muestra las caras de Weiwei y Assange haciendo un corte de mangas.

La fotografía fue tomada en 2015 cuando Assange se encontraba todavía en la Embajada de Ecuador en Reino Unido, donde estuvo viviendo durante siete años para evitar ser extraditado a Suecia, donde tiene abierta una causa penal por presuntos abusos sexuales.

Ai es un gran seguidores del periodista y programador y ha acudido a la cárcel de Belmarsh, donde se encuentra detenido, a visitarlo. El caso de extradición de Assange a Estados Unidos -donde está acusado de 18 cargos por la filtración de miles de documentos secretos- se encuentra ahora en su cuarta y última semana.

No obstante, la jueza al frente del caso, Vanessa Baraitser, ha accedido a retrasar el caso para emitir un veredicto tras las elecciones presidenciales estadounidenses, según informaciones del diario australiano «The Sydney Morning Herald».

La mayoría de los argumentos de la defensa sea apoyan sobre la mala salud de Assange, que estaría sufriendo graves alucinaciones tras mostrar un comportamiento «suicida».

Los juristas sostienen que la extradición al país norteamericano sería «ilegal», entre otras razones por el riesgo a ser sometido a un «juicio injusto» por la «naturaleza política» de los presuntos delitos y por las dudas sobre el trato que recibirá. Wikileaks, por su parte, insiste en que los cargos se encuentran políticamente motivados.

Assange fue detenido por la Policía británica en abril de 2019 en la Embajada de Ecuador en la que había estado viviendo durante siete años.

Ver los comentarios